Wearables: todo lo que necesitas saber sobre ellos

Desde el año 2014 hemos experimentado una revolución en el mercado digital tras la introducción de los smartwatches, pulseras de actividad y otros dispositivos conectados a nuestro Smartphone. Lo que en principio se pensó que podría ser una moda pasajera está en camino de convertirse en la mayor innovación en tecnología desde los smartphones. ¿Quieres saber por qué? Sigue leyendo.

¿Qué es exactamente la tecnología wearable?

La tecnología wearable, o tecnología llevable o ponible hace referencia a un conjunto de dispositivos electrónicos incorporados en los complementos o en la ropa, diseñados para llevarlos puestos de forma continua y realizar alguna función específica.
Estos dispositivos incorporan distintos tipos de sensores con los que recogen datos biológicos y del entorno, y generalmente se interconectan con nuestro Smarthphone para mostrarlos o sincronizarlos. Pero no solo recogen datos, sino que además interactúan con nosotros indicándonos, por ejemplo, si estamos recibiendo una llamada al móvil o si estamos consiguiendo nuestros objetivos de fitness.
Las pulseras inteligentes y smartwatches ya mencionados antes son los dispositivos wearables más conocidos y comercializados, pero la cosa no se queda aquí. Ropa y tejidos inteligentes, gafas, auriculares, anillos, bandas y visores de realidad virtual también entran dentro de este concepto de tecnología que viene pisando fuerte. La nueva generación de wearables ya no se limitan a ser llevados únicamente en la muñeca, sino en cualquier parte del cuerpo, y las posibilidades que ofrecen son infinitas.

¿Qué tipos de wearables existen?

Existen multitud de tipos de wearables dependiendo de dónde se lleven o la función que realicen. Veámoslos.

Pulseras de actividad

Pulseras de actividad

También conocidas como pulseras inteligentes, pulseras cuantificadoras o smartbands, son por su precio el dispositivo wearable más popular. Diseñadas para llevar en la muñeca, nos permiten realizar una monitorización completa de nuestra actividad diaria: distancia recorrida, tiempo total de actividad, calorías consumidas, escalones subidos, frecuencia cardíaca, calidad del sueño, cumplimiento de objetivos… Son detalles que no se le escapan a estos dispositivos. Con solo llevarlos en la muñeca nos proporcionarán en pantalla o a través de una aplicación móvil toda la información que necesitamos para dejar atrás nuestra vida sedentaria y comenzar a movernos.

Tanto si quieres mejorar tu estilo de vida como si necesitas monitorizar tu rendimiento mientras realizas cualquier tipo de deporte, siempre existirá un modelo que se adapte a tus necesidades.  Si quieres elegir sin equivocarte te recomendamos que leas nuestra guía de compra y nuestra comparativa de las pulseras de actividad más vendidas. ¡Verás que por menos de 20 euros puedes tener la tuya!

Smartwatches

Smartwatch

Recibir notificaciones de llamadas y mensajes, reproducir archivos de música, conectarte a redes sociales, gestionar tu agenda, consultar la información meteorológica… Además de, cómo no, consultar la hora. Todo ello es posible con un smartwatch o reloj inteligente, los mayores representantes de los wearables a día de hoy.

Estos relojes permiten una sincronización total con nuestro Smartphone, normalmente a través de Bluetooth, para ofrecernos casi las mismas funcionalidades que nuestro teléfono. Con ellos podemos contestar llamadas, leer el correo, chequear nuestros mensajes o recibir notificaciones de cualquier aplicación con un simple vistazo a nuestra muñeca. Se acabó aquello de sacar el teléfono del bolsillo cada dos por tres siempre que éste vibre.  Además de ésto, muchos modelos incluso realizan las mismas funciones que las pulseras cuantificadoras proporcionándonos información de nuestra actividad física (distancia recorrida, frecuencia cardíaca, posicionamiento GPS…).

Aunque al ofrecer más características su precio es mayor que el de las pulseras inteligentes, por el mismo precio que un reloj convencional de mediana-alta calidad podemos adquirir uno de estos dispositivos que además de la hora nos ofrece todas estas funcionalidades extra.

Relojes fitness

Runner con reloj fitness

Todas las ventajas de las pulseras de actividad y smartwatches en un solo dispositivo diseñado específicamente para deportistas. Podrás indicar a tu dispositivo qué tipo de deporte vas a practicar, si es que éste no lo detecta automáticamente, y él te ofrecerá un feedback de tu rendimiento, progreso y consecución de objetivos. Incluso podrás realizar un seguimiento de tu dieta y recibir recomendaciones para mejorar tu alimentación en función de tu actividad física. No importa si practicas running, ciclismo, natación, remo o yoga, gracias a la tecnología podrás llevar siempre en tu muñeca a tu propio entrenador personal.

Ropa inteligente

Ropa inteligente

Si te estabas quedando sorprendido con lo que pueden hacer las pulseras y relojes, espera, porque todavía queda lo mejor. Los nuevos tejidos inteligentes son capaces de actuar como sensores de señales biológicas, detectores de la postura corporal o localizadores de posición. Y no solo detectan estos parámetros, sino que responden ante ellos de una forma determinada. Tejidos que se modifican en función de la temperatura, camisetas deportivas que mejoran nuestra postura en determinadas actividades, calcetines que analizan nuestra pisada, vestidos que cambian de color… Y quién sabe con qué más nos sorprenderá el futuro de este sector.

Visores de realidad virtual

realidad virtual

Aquellos para los que el simulador virtual era su atracción favorita de las ferias, están de suerte.  Con un sencillo visor podemos transportarnos a un mundo virtual generado por ordenador sin movernos del salón de nuestra casa. Si tienes un Smartphone y un euro en el bolsillo puedes probar las Google Cardboard, con decenas de animaciones en la web.

Gafas inteligentes o Smartglasses

Gafas inteligentes

Desde el lanzamiento en 2013 de las Google Glass, son muchas las empresas que han apostado por invertir en esta tecnología: Epson, Sony, Microsoft, Samsung…  Hoy en día, aunque todavía en desarrollo, está bastante desarrollada, y gracias a ello utilizar unas gafas para tomar fotografías y video, consultar nuestro correo, leer las noticias, acceder a internet, realizar pagos o monitorizar nuestro estado físico, ha dejado de ser ciencia ficción.

Accesorios y complementos

Joyas inteligentes

Los relojes y pulseras no son los únicos complementos que incorporan la tecnología wearable. Desde hoy podemos utilizar nuestro anillo, colgante o incluso pendientes para monitorizar nuestra actividad física, realizar pagos, abrir las puertas de casa y encender el motor de nuestro coche. Y gracias a que muchos incorporan un lector de huellas, tenemos la seguridad de que solo nosotros podemos usarlos.

Implantables

Brazo robótico

El siguiente nivel de wearables serán los implantados quirúrgicamente en nuestro cuerpo. Hablamos de brazos robóticos, implantes de cóclea y retina, inyectores automáticos de insulina para diabéticos… Una serie de dispositivos que revolucionarán el mundo de la medicina en los próximos años.

¿Cuál es el futuro de los wearables?


Aunque el estado de la tecnología wearable actualmente ya es lo suficientemente sorprendente, lo cierto es que todavía se encuentra en pleno desarrollo.  Las tecnologías actuales aún deben ser perfeccionadas y muchas tecnologías que todavía están en estudio comenzarán a comercializarse en un futuro próximo. Podríamos decir que esto es solo el comienzo, todavía queda mucho terreno por explorar y se estima que este mercado crecerá en varios ciento por cien en los próximos años.

Con las infinitas posibilidades que ofrecen, parece que está claro que los wearables están aquí para quedarse y no hay duda de que representarán la próxima revolución digital.

Facebooktwittergoogle_plus ¿Te ha sido de ayuda? Compártelo :)